Compartir lo bueno...

Quiero compartir con todos los lectores, estas pastillitas, que mi hermano mayor me regala casi todas las mañanas. Reúnen las cualidades de ser profundas pero sencillas , de rápida lectura y de acción prolongada en sus beneficios , gracias Germán .

domingo, 28 de julio de 2013

QUIERO LIO

Quiero lío en las diócesis, quiero que se salga afuera, quiero que la Iglesia salga a la calle, quiero que nos defendamos de todo lo que sea mundanidad, de lo que sea instalación, de lo que sea comodidad, de lo que sea clericalismo, de lo que sea estar encerrados en nosotros mismos. La civilización mundial se pasó de ‘rosca’, porque es tal el culto que ha hecho al dios dinero que estamos presenciando una filosofía y una praxis de exclusión de los dos polos de la vida que son las promesas de los pueblos: los ancianos y los jovenes.

Exclusión de los ancianos, no se cuida a los ancianos, no se los deja hablar, no se los deja actuar. Exclusión de los jóvenes, el porcentaje que hay de jóvenes sin trabajo y sin empleo es muy alto y es una generación que no tiene la experiencia de la dignidad ganada por el trabajo. Entonces los jóvenes tienen que salir, tienen que hacerse valer, a luchar por los valores y los viejos abran  la boca y enséñennos, transmítannos la sabiduría de los pueblos.

Y por favor, ¡no licúen la fe en Jesucristo!, hay licuado de naranja, hay licuado de manzana, hay licuado de banana pero, por favor, ¡no tomen licuado de fe! ¡La fe es entera, no se licúa, es la fe en Jesús!, es la fe en el hijo de Dios hecho hombre que me amó  y murió por mí.

Entonces hagan  lío, cuiden los extremos del pueblo que son los ancianos y los jóvenes y no licúen la fe en Jesucristo.

Adaptado de: http://www.infobae.com/notas/721859-El-discurso-completo-de-Francisco-a-los-jovenes-argentinos-en-Rio.html