Compartir lo bueno...

Quiero compartir con todos los lectores, estas pastillitas, que mi hermano mayor me regala casi todas las mañanas. Reúnen las cualidades de ser profundas pero sencillas , de rápida lectura y de acción prolongada en sus beneficios , gracias Germán .

jueves, 18 de julio de 2013

EL LEGADO

La vida no puede vivirse como una sucesión de hechos que acontece sin concierto. Cada uno debe descubrir la razón de ser de su vida. Para ello necesita conocerse, saber cuáles son sus talentos y cualidades, darse cuenta de para que te quiere Dios en este mundo y en esa medida construir el camino y vivir la vida.

Al morirse cada persona deja un legado, que no es otra cosa que un proyecto realizado. Mientras estemos vivos tenemos la opción de seleccionar el legado que queremos dejar y de esforzarnos para hacerlo. 

Que es lo que tú quieres dejar cuando mueras?
Define el legado que quieres dejar, la mayoría sencillamente vive la vida, no la dirige. Tú no puedes contentarte con vivir la vida sino que tienes que impulsarla con un rumbo determinado. El legado que vas a dejar tiene que estar conectado con tus potencialidades, con tus talentos, con tus posibilidades. 

Que sueñas dejarle a los demás? Algún día las personas resumirán tu vida en una sola declaración, en un epitafio. Que quieres que diga ese epitafio?

Descubre y vive el legado que deseas dejar, conviértete en eso que deseas que los demás vean en ti, escoge y forma los que  continuarán tu legado una vez que ya no estés.  

Adaptado de Linero. Día a Día. Caracol TV. 17-jul-2013