Compartir lo bueno...

Quiero compartir con todos los lectores, estas pastillitas, que mi hermano mayor me regala casi todas las mañanas. Reúnen las cualidades de ser profundas pero sencillas , de rápida lectura y de acción prolongada en sus beneficios , gracias Germán .

martes, 23 de julio de 2013

MARIA MAGDALENA II

1.      María Magdalena fue colaboradora de la obra de Jesús. Muchos la llaman discípula otros llegan a llamarla apóstol pues cumplía las dos condiciones de apóstol que son: encontrase con Jesús y anunciar la resurrección. Discípula o apóstol María Magdalena nos enseña que tenemos que tener una relación cercana con Jesús. No podemos ser discípulos de Jesús si no escuchamos su voz y si no lo estrechamos en el corazón.  
2.       La presencia de Jesús hizo de su vida un antes y un después. Dice el Evangelio que la presencia de Jesús hizo que de su corazón salieran siete demonios. No sabemos a qué se refiere esa metáfora, lo importante es saber que si tú te dispones Él te hace un nuevo ser. Abre tu corazón para que Jesús entre en él. La presencia de Jesús en nuestra vida tiene que hacernos vivir de una manera distinta. Es muy fácil decir soy discípulo de Jesús y seguir siendo el mismo. Tienes que cambiar.
3.       Fue testigo de la Resurrección y la anunció, compartió su experiencia con los demás. Jesús resucitó y a la primera persona que se muestra es a María Magdalena. Ella va al sepulcro encuentra dos ángeles vestidos de blanco que le preguntan “mujer, porque lloras?, ella les respondió: porque se han llevado a mi Señor y no se donde lo han puesto” María Magdalena se da media vuelta, y ve a Jesús pero no lo reconoce, Jesús pronunció su nombre y es entonces cuando lo reconoce como su maestro, entonces va corriendo donde están los discípulos a contarles lo que ha vivido. Ese es un proceso de conversión. Tú te has encontrado con el resucitado?. Ábrete a la acción del resucitado y no te engolosines con esa experiencia sino que sale a compartirla. 

Blog Pastillitas