Compartir lo bueno...

Quiero compartir con todos los lectores, estas pastillitas, que mi hermano mayor me regala casi todas las mañanas. Reúnen las cualidades de ser profundas pero sencillas , de rápida lectura y de acción prolongada en sus beneficios , gracias Germán .

jueves, 29 de agosto de 2013

LAS PEQUEÑAS VICTORIAS

Debemos tener la mirada puesta en Jesús, como el corredor que, una vez comenzada la carrera, no se deja distraer por nada que le separe de la meta.

En esa carrera hemos dar respuestas afirmativas a mil pequeños acontecimientos diarios que Él mismo nos pide: al negarnos a nosotros mismos para servir a quienes conviven o trabajan con nosotros en cosas muchas veces menudas; en guardar la templanza y la sobriedad; en la puntualidad a la hora de comenzar nuestros deberes; en el orden en que dejamos la ropa los libros o los instrumentos de trabajo; en el esfuerzo que frecuentemente supone hacer bien el rato de meditación, ...

También por amor hemos de decir no muchas veces: en la guarda de la vista; al cuerpo que pide más comodidades, más confort y menos sacrificio; al deseo de dejar el trabajo antes de la hora…

Son muchas las sugerencias, las mociones que nos hace el Espíritu Santo para corresponder a ese Amor infinito con que Jesús nos ama.

Tomado de Hablar con Dios

BLOG PASTILLITAS