Compartir lo bueno...

Quiero compartir con todos los lectores, estas pastillitas, que mi hermano mayor me regala casi todas las mañanas. Reúnen las cualidades de ser profundas pero sencillas , de rápida lectura y de acción prolongada en sus beneficios , gracias Germán .

viernes, 7 de junio de 2013

UN DÍA DIOS

Un día, temprano por la mañana, me levanté para observar la salida del sol. ¡Es asombroso, la belleza de la creación de Dios va mucho más allá de cualquier descripción!
Mientras observaba el paisaje, alababa a Dios por su bella obra, y allí sentado, sentí la presencia del Señor que me preguntó, ¿Me amas?   Yo contesté, ¡Por supuesto, Dios! ¡Tú eres mi Señor y Salvador!
Entonces me preguntó, Si estuvieras físicamente incapacitado, ¿aún me amarías? Me quedé sorprendido, bajé la mirada, me quedé unos minutos en silencio. Y contesté: Sería difícil, Señor, pero aún así te amaría.
Entonces el Señor dijo: Si estuvieras ciego, ¿amarías mi creación?.¡Cómo podría amar algo, sin poder verlo! Y entonces pensé en las personas ciegas que aman a Dios y a su Creación. Así que contesté: Es difícil, pero si aún te amaría.
El Señor entonces me preguntó: Si fueses sordo, ¿oirías mi Palabra?. ¿Cómo podría oír algo siendo sordo? Entonces comprendí. Escuchar la Palabra de Dios no es solamente usar nuestros oídos, sino nuestros corazones. Contesté: Sería difícil, pero aún oiría tu Palabra.
 

Blog Pastillitas