Compartir lo bueno...

Quiero compartir con todos los lectores, estas pastillitas, que mi hermano mayor me regala casi todas las mañanas. Reúnen las cualidades de ser profundas pero sencillas , de rápida lectura y de acción prolongada en sus beneficios , gracias Germán .

viernes, 28 de junio de 2013

HABLAR MAL DE LOS DEMAS

El chisme, hablar mal de los demas
Las personas grandes hablan acerca de ideas, las personas intermedias acerca de si mismos y las pequeñas acerca de las demás. El que habla mal de los demás es porque se siente frustrado, porque siente que ha fracasado.
Cualquiera que comparta un chisme contigo alguna vez chismeara de ti. Por eso debes ponerle punto de inmediato.
Cuando se habla mal de los demás se denigra a la persona de la que se habla, a la que esta hablado y al que escucha.
Churchill decía que cuando las águilas hacen silencio los pericos parlotean. Sé cómo las águilas, no hables solo para escucharte sino para crear valor. Si tienes un problema con alguien ve con él y díceselo personalmente, con las palabras y los sentimientos adecuadas adecuados. Nunca se lo mandes a decir con otro.
No hables de otro, no te burles de los demás. No es la manera de actuar de los cristianos. No es la forma de actuar de aquellos que quieren vivir como Cristo.  Se mas rápido para pensar que para hablar. Después que la palabra sale de la boca no hay forma de atajarla. Un sabio invitó a una señora que se dedicaba a hablar de los demás a ir desplumando una gallina por toda la ciudad esparciendo las plumas por ella, cuando terminó le dijo: ahora ve recupera las plumas y colócalas donde estaban. Eso es lo que sucede cuando hablas mal de otra persona, después que lo haces no puedes volver las cosas a su sitio. Te invito a controlar la lengua.
Una persona dueña de su vida es una persona que administra sus palabras. Uno es dueño de su silencio y esclavo de las palabras que su boca pronuncia.

Linero en Día a Día. Caracol TV 27-jun-2013