Compartir lo bueno...

Quiero compartir con todos los lectores, estas pastillitas, que mi hermano mayor me regala casi todas las mañanas. Reúnen las cualidades de ser profundas pero sencillas , de rápida lectura y de acción prolongada en sus beneficios , gracias Germán .

jueves, 9 de agosto de 2012

Tu historia escribe tu futuro

La historia personal tiene un gran valor cuando descubres a través de ella la forma como Dios ha actuado en tu vida. Recuerdas el discurso de Steve Jobs en la graduación de Stanford en el año 2005? Recuerdas como analizó los hechos de su pasado, como cosas que en su momento parecieron malas se convirtieron en la causa de su fortuna, incluyendo entre ellas el abandono por sus padres biológicos así como también por la primera pareja que había pedido adoptarlo?

(Video)

Para muchos la historia de la vida no tiene valor pues solo es una sucesión de hechos de la cual no obtiene enseñanzas, por lo que vuelven siempre a tropezar con la misma piedra, a cometer los mismos errores. Por eso tienes que reflexionar sobre tu pasado. Tu historia tiene que convertirse en un conjunto de acontecimientos cargados de sentido, que te ayuden en tu crecimiento personal. No se trata de pensar en los acontecimientos pasados para quedarte anclado en su recuerdo y martirizarte por lo que hiciste mal, tampoco se trata de vanagloriarte de los triunfos pasados y quedarte en ellos. No, no se trata de eso, se trata de aprender de lo bien que hiciste para hacerlo mejor y de no repetir lo malo, siempre dentro del contexto del tiempo en que vives. Alguien que fue atleta a los sesenta años de edad no puede superar las marcas que consiguió cuando solo tenia 20.