Compartir lo bueno...

Quiero compartir con todos los lectores, estas pastillitas, que mi hermano mayor me regala casi todas las mañanas. Reúnen las cualidades de ser profundas pero sencillas , de rápida lectura y de acción prolongada en sus beneficios , gracias Germán .

jueves, 23 de agosto de 2012

Compasión y sensibilidad


Dicen que las mamás desarrollan una sensibilidad especial para saber cuando sus hijos tienen alguna dificultad;  aun cuando no estén con ellas. Es algo que las mantiene conectadas con el corazón de sus hijos y les da acceso a sus sentimientos sin importar dónde se encuentren. Hoy cuando ya los hijos están grandes pasa lo mismo que ayer cuando eran niños,  las mamás se despiertan al menor ruido en el cuarto de sus hijos pensando que en lo que estará pasando para protegerlos. Hay una palabra para llamar ese sentimiento, es la palabra compasión.

Compasión es sentir con el otro, sintonizar el corazón con lo emocional y sentimental de las otras personas, y acompañar sus sentimientos. La esencia de la vida en comunidad es la compasión, la posibilidad de juntos sentir algo, de juntos entender algo, de juntos elegir pasiones, gustos, intereses, y sobre todo objetivos importantes, y sentirlos de una manera tan profunda que todos trabajen y luchen por conseguirlos hasta lograrlo.

Te invito a tener profunda compasión. Permite que las realidades de los demás te toquen y sacudan un poco la vida; a veces será para preocuparte, otras para alegrarte y llenarte la vida de buenas noticias. Hoy te pido que seas compasivo, que sientas con los demás, con tu papá que probablemente hace tiempo este cansado por la edad y el trabajo. Con tu mamá que seguramente tiene descuidados muchos de sus sentimientos por vivir dedicada a los tuyos. Con tus hermanos, amigos y la gente que quieres, que lleva cosas en el corazón que sería mejor cargar en compañía.

El Man está Vivo. Linero