Compartir lo bueno...

Quiero compartir con todos los lectores, estas pastillitas, que mi hermano mayor me regala casi todas las mañanas. Reúnen las cualidades de ser profundas pero sencillas , de rápida lectura y de acción prolongada en sus beneficios , gracias Germán .

lunes, 27 de agosto de 2012

Orden de prioridades

Muchas veces deseas para ti y para los tuyos un montón de cosas que van mas allá de tus necesidades y de lo que realmente puedes pagar. Tus anhelos muchas veces convierten cosas insignificantes en importantes o que te hacen gastar en cosas banales dinero que podrías gastar en cosas útiles como son la educación y la alimentación de tu familia o los ahorros que podrias guardar para cuando estés viejo o tengas una emergencia real.

En las navidades ves como la gente adquiere compromisos por mas de lo que puede pagar, se endeuda hasta la coronilla porque el ambiente así se lo hace desear y después pasa todo el año preocupado porque no puede pagar. Pero tu no puedes actuar solo por tus deseos. Debes pensar y evaluar tus deseos para para estar seguro que ellos responden a tus necesidades reales y de que tienes como respaldarlos.

Evita desear lo que no necesitas y trata de diferenciar lo que necesitas de los caprichos. Dale prioridad  las cosas que realmente son prioritarias.