Compartir lo bueno...

Quiero compartir con todos los lectores, estas pastillitas, que mi hermano mayor me regala casi todas las mañanas. Reúnen las cualidades de ser profundas pero sencillas , de rápida lectura y de acción prolongada en sus beneficios , gracias Germán .

viernes, 29 de marzo de 2013

LAS DOS PRIMERAS PALABRAS


Las dos palabras que mas quiero oír en mi agonía

PRIMERA PALABRA: “Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen.”
Lo primero que Jesús hizo en la cruz fue orar por los que se burlaban, por los que le maltrataban y por los que le crucificaban.
Otros hombres crucificados posiblemente maldecían, pero no Jesús. A pesar de las circunstancias, oraba; él sabía que el castigo y el perdón eran cosa de Su Padre, que su única responsabilidad en ese momento era orar. ¡Qué gran ejemplo!
Dios contestó la oración de Jesús abriendo el camino de salvación para todos.

SEGUNDA PALABRA: “hoy mismo estarás conmigo en el paraíso.”
En esta palabra se refuerza la inocencia de Jesús y la inmediata salvación del hombre a través de Cristo.

Uno de los ladrones le insultó, se burló de él y blasfemó, mientras que el otro, reconoció quien era Jesús y puso su fe en él diciendo: Señor acuérdate de mí cuando estés en el paraíso”. La respuesta de Jesús nos deja claro que:
* Nuestras obras no nos salvan; solamente nuestra fe en Cristo nos salva.
* Nunca es demasiado tarde para volvernos a Dios.
* La gracia y la misericordia de Jesús son suficientes para la salvación.
A pesar de lo que estaba sucediendo en la cruz, Jesús estaba pensando en aquel hombre.