Compartir lo bueno...

Quiero compartir con todos los lectores, estas pastillitas, que mi hermano mayor me regala casi todas las mañanas. Reúnen las cualidades de ser profundas pero sencillas , de rápida lectura y de acción prolongada en sus beneficios , gracias Germán .

lunes, 4 de marzo de 2013

LA HIGUERA

La higuera es en la Biblia el símbolo del pueblo escogido. Cuando el Señor se refiere a la higuera se refiere a nosotros como miembros de su pueblo. Cada uno de nosotros es una higuera que él sembró para que diera fruto. El Señor va a la viña y ve la higuera que por tres años no ha dado fruto y la manda a arrancar. Sin embargo de pronto se arrepiente y dice: abonémosla y esperemos un año más para ver si da fruto.  No perdamos el tiempo, Dios nos está abonando y espera nuestros frutos: frutos de conversión,frutos de misericordia, y frutos de justicia. El Señor quiere que reaccionemos pues nos hemos convertido en higueras estériles. Cada uno de nosotros  sabe mejor que nadie cuales son los frutos que el Señor espera de nuestras vidas y nos está abonando con su palabra, con su firmeza, con su amor, para que los demos frutos. Ojalá y haya cambios en nuestras vidas, ojalá que cuando el Señor pase otra vez por mi vida encuentre que soy un poquito mejor. Linero Santa Misa 3-mar-2013