Compartir lo bueno...

Quiero compartir con todos los lectores, estas pastillitas, que mi hermano mayor me regala casi todas las mañanas. Reúnen las cualidades de ser profundas pero sencillas , de rápida lectura y de acción prolongada en sus beneficios , gracias Germán .

jueves, 27 de diciembre de 2012

Deseos para el año que comienza

El año nuevo trae resoluciones  por  cumplir o sueños que queremos ver hechos realidad. Cualesquiera sean nuestras intenciones nuestros deseos más profundos deben estar dirigidos a nuestros seres más queridos: la familia: el cónyuge, los hijos, tal vez en ese bebé que está por nacer o esperamos que pronto llegue.
Tengamos por ejemplo la familia de Nazaret. El primer alimento que recibió Jesús fue el amor de sus padres, y fue ese amor la base de su formación. La familia de Nazaret nos invita amarnos entre esposo y esposa porque de ese amor se alimentarán los hijos. Ellos no necesitan discursos o sermones, pero necesitan un testimonio de amor de parte de los padres cada día de sus vidas.  Un niño o un adolescente, encontrará todas las  fuerzas que necesita para superar cualquier obstáculo que se presente en su camino si tiene una familia que le ame.   

http://www.vivaenfamilia.com/