Compartir lo bueno...

Quiero compartir con todos los lectores, estas pastillitas, que mi hermano mayor me regala casi todas las mañanas. Reúnen las cualidades de ser profundas pero sencillas , de rápida lectura y de acción prolongada en sus beneficios , gracias Germán .

martes, 4 de diciembre de 2012

Adviento , deternerse para comprender

Todos sentimos que tenemos poco tiempo para el Señor y poco tiempo para nosotros. Nos dejamos absorber por el "hacer". La actividad nos domina, la sociedad con sus múltiples intereses monopoliza nuestra atención, se dedica mucho tiempo al ocio y a las diversiones
El Adviento nos invita a detenernos para comprender que los acontecimientos de cada día son signos de la atención de Dios por cada uno de nosotros. ¡Cuán a menudo nos hace percibir Dios un poco de su amor! El Adviento nos invita y nos estimula a contemplar al Señor presente. La certeza de su presencia, ¿no debería ayudarnos a ver el mundo de otra manera? ¿No debería ayudarnos a considerar que nuestra existencia es una "visita" permanente de Jesús donde él puede venir a nosotros y estar cerca de nosotros, en cualquier situación? 

 Benedicto XVI

Felicidades amigos lectores de las Pastillitas