Compartir lo bueno...

Quiero compartir con todos los lectores, estas pastillitas, que mi hermano mayor me regala casi todas las mañanas. Reúnen las cualidades de ser profundas pero sencillas , de rápida lectura y de acción prolongada en sus beneficios , gracias Germán .

lunes, 14 de julio de 2014

QUE TIPO DE TIERRA ERES TU?

El evangelio de ayer fue la parábola del sembrador. Preguntémonos: somos una tierra buena, o sea, cristianos convencidos, que tratamos de vivir con coherencia la fe, que nos esforzamos de verdad por dar testimonio público de su ser cristiano -aunque también tengamos debilidades y defectos, pues nadie es perfecto en esta tierra-; que buscamos ayudar a los demás y ser apóstoles en su medio ambiente; que oramos, que procuramos vivir cada día más cerca a Dios a través de la gracia santificante y los sacramentos; que nos esforzamos por crecer en la fe y amamos de veras a Jesucristo, a la Iglesia, al Papa, a la Santísima Virgen, y luchamos para que otros también lo sean?.


Ése es un cristiano auténtico, que produce una buena cosecha: frutos al ciento por ciento, al sesenta o treinta por ciento. Si somos de éstos, no será difícil que nos reconozcan, porque un cristiano de verdad no pasa desapercibido en este mundo. Allí donde van, siempre dejan una huella. "Por sus frutos los conoceréis" - nos dijo Cristo-. Se nos reconocerá por las obras. No dejes de responder a esta pregunta que te dirige Cristo hoy: ¿Qué tipo de tierra eres tú? ¡Ojalá que de esta última!


Adaptado de Sergio Córdova. Que Tipo de Tierra eres Tú? Catholic.net. 13-jul-2014