Compartir lo bueno...

Quiero compartir con todos los lectores, estas pastillitas, que mi hermano mayor me regala casi todas las mañanas. Reúnen las cualidades de ser profundas pero sencillas , de rápida lectura y de acción prolongada en sus beneficios , gracias Germán .

miércoles, 16 de julio de 2014

LIBRANOS DEL MAL

A través de los siglos el ser humano ha llevado a cabo grandes estudios e investigaciones para conocer nuestro planeta, así como el universo que le rodea. Sin embargo, cuando se ha tratado del mundo espiritual, de Dios y su plan para nuestras vidas, tomamos toda clase de atajos. Hemos pretendido ser partícipes de sus bendiciones sin dar nada a cambio, sin rendir nuestra voluntad, sin darnos a nosotros mismos.


En este camino de atajos el ser humano se ha desviado de la luz de Dios cayendo en el mundo de las tinieblas. El mal se ha disfrazado de múltiples maneras enmascarando la mentira.

Los seres humanos no tenemos poder contra el mal, pero no debemos temer. ¡Debemos ocuparnos en oración! En esa hermosa y sencilla oración que Jesús nos  enseñó: Primero: alabar el nombre de Dios. Segundo, pedir que la voluntad de Dios sea hecha en medio de nosotros como se hace en el Cielo. Tercero pedir el sustento de cada día, Cuarto reconocer que el perdón es un camino de dos vías; Dios nos perdona, entonces nosotros debemos hacer otro tanto con los que nos ofenden y quinto pedir para que no nos dejes caer en tentación y nos libre del mal.


Adaptado de: Rosalía Moros. Líbranos Del Mal. El Universal. 12- jul-2014