Compartir lo bueno...

Quiero compartir con todos los lectores, estas pastillitas, que mi hermano mayor me regala casi todas las mañanas. Reúnen las cualidades de ser profundas pero sencillas , de rápida lectura y de acción prolongada en sus beneficios , gracias Germán .

martes, 8 de julio de 2014

CONSTRUIR SOBRE ROCA

“(…) todo el que oiga estas palabras mías y no las ponga en práctica, será como el hombre insensato que edificó su casa sobre arena: cayó la lluvia, vinieron los torrentes, soplaron los vientos, irrumpieron contra aquella casa y cayó, y fue grande su ruina” (Mt 7, 21-29)

Este mundo es el lugar donde el hombre pasa un momento de su existencia que determina su destino definitivo y eterno.  

Jesús nos advierte del riesgo de perder la felicidad eterna. Él sabe que sólo amando la alcanzaremos y que por ello nos pide amar, pero no nos obliga a hacerlo porque el amor es del corazón de cada uno
​, 
es una decisión personal.  

Es mejor que fundamentemos sobre roca en el hoy de nuestra vida. No vaya ser que sea demasiado tarde para poner los cimientos y llegue la lluvia y destruya nuestra casa.


Adaptado de: Buenaventura Acero, Catholic.net

Carlos Uzcategui B