Compartir lo bueno...

Quiero compartir con todos los lectores, estas pastillitas, que mi hermano mayor me regala casi todas las mañanas. Reúnen las cualidades de ser profundas pero sencillas , de rápida lectura y de acción prolongada en sus beneficios , gracias Germán .

lunes, 28 de julio de 2014

MISIONES

La fe no se impone, solo cuando me percato que Dios está en mi vida puedo tener fe. Uno tiene que propiciar ese encuentro con Dios, si no hay encuentro no hay fe. Ese encuentro revela cinco cosas:
1. Quien es Dios. No hay encuentro con otro si no se quien es el otro. El encuentro con Dios me permite saber quien es Dios. Cuando digo que Dios me protege es porque yo lo he experimentado. Cuando me encuentro con Él puedo hacer un proyecto de vida. Si tomas conciencia de la presencia de Dios en tu vida, todo cambiará.
2. Tomar conciencia de quien soy yo y valorarme tal cual soy. Solo cuando soy consciente de quien soy puedo cargar con mis virtudes y con mis defectos. Muchas de las tragedias que tenemos suceden por no saber quienes somos.
3. Todo encuentro con Dios se traduce en una Misión, en un servicio. Las misiones de Dios no son fáciles. En el cumplimiento de su misión uno pasa por situaciones difíciles que lo llevan a preguntarse: porque a mi?. Pero por muy difícil que sea tu tarea, si estás seguro de que es misión de Dios ponle fuerza, pues si la misión viene de Dios terminará con éxito
4. Las misiones de Dios no son individualistas. Las misiones de Dios necesitan comunión, implica el trabajo con otros.
5. Ten la seguridad de que Dios no te dejará solo en el cumplimiento de tu misión. El siempre te acompañará.
Cuando uno
​que ​
 decide casarse debe tener conciencia de que es un llamado de Dios a tener ese vocación. Si no estás dispuesto a hacer sacrificios, no te metas. Los enamorados ven las cosas fáciles, los seres que aman se dan cuenta de que será difícil.

​Adaptado de Linero. Misa Dominical. Homilía. 27-jul-2014​