Compartir lo bueno...

Quiero compartir con todos los lectores, estas pastillitas, que mi hermano mayor me regala casi todas las mañanas. Reúnen las cualidades de ser profundas pero sencillas , de rápida lectura y de acción prolongada en sus beneficios , gracias Germán .

miércoles, 2 de octubre de 2013

AGRADECIMIENTO

Jesús caminaba entre Samaria y Jerusalén cuando encontró diez leprosos a quienes sanó con su palabra, de ellos solo uno regresó a agradecerle. Jesús le dijo: “donde están los otros nueve? Levántate, tu fe te ha salvado”.  Nosotros vivimos buscando cosas raras para encontrarnos con Dios, exageramos de algunos sacramentales como si fuera magia, pero Jesús nos muestra aquí que basta con que estemos abiertos a su manifestación gloriosa para que Él actúe. Dios actúa gratuitamente, no es consecuencia de una conquista humana, es Dios que quiere que vivamos a plenitud. La palabra poderosa de Dios llega a nuestro corazón gratis, solo por el amor que Él nos tiene. La segunda experiencia que muestra este pasaje es que de diez que se sanan solo uno reconoce que ahora el nuevo lugar de la presencia de Dios es Jesús y es a Él a quien hay que reconocer y adorar como la manifestación de Dios. Este pasaje nos presenta además un valor humano muy importante que es el agradecimiento. La gratuidad de la acción de Dios debe acogerse con agradecimiento. Somos agradecidos cuando reconocemos que lo que recibimos es un regalo, pero lo que sucede es que creemos que lo merecemos todo. Nos hace falta humildad para decirle a Dios agradezco tu presencia maravillosa, tu bendición. Hoy me levanté, estoy vivo, tengo ganas de seguir adelante, puedo sentir cariño de los que me aman, puedo probar el café de la mañana, todo esto es manifestación de tu gloria Señor, te amo, te doy gracias, confío en ti, dame tu amor, tu paz, tu alegría y no permitas que sea un desagradecido, un prepotente que cree que todo se lo merece.

Linero, Día a Día. Caracol TV. 1-oct-2013