Compartir lo bueno...

Quiero compartir con todos los lectores, estas pastillitas, que mi hermano mayor me regala casi todas las mañanas. Reúnen las cualidades de ser profundas pero sencillas , de rápida lectura y de acción prolongada en sus beneficios , gracias Germán .

martes, 15 de enero de 2013

LA DESESPERACION

Hay tres actitudes negativas que complican la realización de tus proyectos y de tus planes: la desesperación, la preocupación excesiva y la terquedad.
1. LA DESEPERACIÓN
Nos desesperamos por no poder controlar la realidad, por la lentitud con que marchan las cosas, por creer que estamos haciendo mucho y no estamos alcanzando todo lo que queremos. Cae en cuenta que no por desesperarte vas a conseguir  resolver tus problemas. Esta es una actitud equivocada que no te deja dormir en paz, que no te deja mantener unas relaciones normales con los demás, que te hace sufrir innecesariamente. Lo primero que tienes que tener claro para vencer la desesperación es que ella por si misma no resuelve los problemas sino por el contrario, termina creando problemas que no existían. Claro eso tiene que ver con tu temperamento pero puedes tratar de dominarla, ser más tranquilo, tratar de no vivir la vida en angustia, domínate, piensa que no por desesperarte las cosas van a cambiar, que el mundo no te pertenece, no tienes el control de todo, no eres el que pone el ritmo del mundo. Se humilde, la desesperación a veces nace de creer que soy más de lo que soy.
Es el momento de vivir la fe, de comprender que soy de Dios que le pertenezco a Él y que Él dice “vengan a mí todos los que están cansados y agobiados”
Linero Caracol TV 140113