Compartir lo bueno...

Quiero compartir con todos los lectores, estas pastillitas, que mi hermano mayor me regala casi todas las mañanas. Reúnen las cualidades de ser profundas pero sencillas , de rápida lectura y de acción prolongada en sus beneficios , gracias Germán .

lunes, 4 de noviembre de 2013

TODOS TENEMOS ALGO DE ZAQUEO

1. Zaqueo había escuchado comentarios acerca de Jesús y tenía un deseo profundo de conocerlo. Ojalá y nosotros tuviésemos ese deseo de conocer y amar al hijo de Dios.

2. Zaqueo enfrenta los obstáculos que la vida le pone para conocer a Jesús. Por eso se trepa en un árbol, no le importa que sus vecinos lo vean moneando, no importa su prestigio. Nosotros que hacemos para conocer a Jesús? Nosotros también tenemos que vencer obstáculos: miedo, pavor, todas aquellas situaciones que creemos que no podemos superar. Cuáles son los obstáculos que tenemos que vencer y que hago para vencerlos?

3. Cuando Jesús ve a Zaqueo le dice: “hoy mismo entraré en tu casa”. Zaqueo le abre las puertas de su corazón y le promete dar la mitad de lo que tiene a los pobres y si a alguien le ha quitado algo devolverle cuatro veces lo robado. Zaqueo inicia así un proceso de conversión. No es solo decirle al Señor pasa a mi casa sino comprometerse a transformar la vida. De otra manera no tiene sentido encontrarse con el Señor. Día tras día debemos emprender un rumbo distinto al que la sociedad quiere imponernos.

Pensemos que tanto hemos mejorado desde que nos encontramos con el Señor.

-Germán E. Uzcátegui B.