Compartir lo bueno...

Quiero compartir con todos los lectores, estas pastillitas, que mi hermano mayor me regala casi todas las mañanas. Reúnen las cualidades de ser profundas pero sencillas , de rápida lectura y de acción prolongada en sus beneficios , gracias Germán .

sábado, 2 de noviembre de 2013

DE LA INTOLERANCIA AL RECONOCIMIENTO

Tolerancia es permitir algo que no se tiene por lícito, pero que lo acepto aunque no lo apruebe expresamente.

El ABC del cristianismo es reconocer al otro. No se trata de por creernos tan buenos que toleramos al otro aunque no se lo merece, sino de reconocerlo por el mero hecho de ser persona humana con la misma dignidad y derechos similares a los míos, no importa cuál sea su raza o religión, su cuenta bancaria o su pensamiento. Podemos discutir sus ideas pero antes de todo lo aceptamos como nuestro igual.

Para poder construir juntos la Venezuela que queremos y necesitamos  es imprescindible que los empresarios deseen e incluyan en el centro de su estrategia empresarial la potenciación de los pobres para que dejen de serlo, convirtiéndolos en trabajadores de calidad y ciudadanos de primera. Es también necesario que en el horizonte de los deseos del pobre y en las esperanzas del trabajador haya una muchedumbre de emprendedores que multipliquen empresas de competencia mundial. Para construir en paz los diversos actores socioeconómicos deben jugar en un mismo equipo y combinarse la pelota para meter goles y derrotar al fracaso. Debemos reconocer la diversidad social, económica, religiosa y política y llegar a tener un mismo horizonte de oportunidades formativas, productivas y de disfrute compartido.

Venezuela está en agonía y no es fácil pasar del fracaso al éxito si no lo hacemos entre todos. Sólo juntos es posible, por ello hay que brincar de la intolerancia al reconocimiento.


Adaptado de Luis Ugalde. Más Allá De La Tolerancia. El Nacional 31-0ct-2013