Compartir lo bueno...

Quiero compartir con todos los lectores, estas pastillitas, que mi hermano mayor me regala casi todas las mañanas. Reúnen las cualidades de ser profundas pero sencillas , de rápida lectura y de acción prolongada en sus beneficios , gracias Germán .

sábado, 23 de noviembre de 2013

CUEVA DE BANDIDOS

Mi casa es casa de oración pero ustedes la han convertido en cueva de bandidos, dice el Señor. Cuevas son los sitios donde van los bandidos a esconderse para que las autoridades no los encuentren y los juzguen por sus crímenes. Son ustedes bandidos de los que hacen lo que les da la gana afuera y vienen al templo a esconderse, a refugiarse como si ello les asegurara la salvación?. A que vamos al templo? a escondernos? Somos de los que hacemos y deshacemos en la calle y después nos escondemos en el lugar de culto? Que culto tienes? Que es lo que celebras? Uno de los problemas del culto es que lo queremos convertir en algo mágico que tapa todo lo malo que podamos hacer.

La gente va al templo como una continuación de su vida diaria y no a buscar magia. Vamos al templo a celebrar la vida, vamos a dar gracias a Dios por lo que nos ha dado y a pedirle que nos perdone de lo malo que hacemos y que nos ilumine y fortalezca para proceder como debemos hacerlo, que nos ayude con los problemas de la vida; no vamos al templo a refugiarnos de lo malo que hacemos. Todos los días hay que cuestionarse en torno al culto. Hay que preguntarse si vivo el culto de acuerdo a la forma como actúo.

Adaptado de Linero. Día a Día. Caracol TV. 22-nov-13