Compartir lo bueno...

Quiero compartir con todos los lectores, estas pastillitas, que mi hermano mayor me regala casi todas las mañanas. Reúnen las cualidades de ser profundas pero sencillas , de rápida lectura y de acción prolongada en sus beneficios , gracias Germán .

miércoles, 20 de febrero de 2013

LAS TENTACIONES

Satanás no es un hombre rojo con cachos, cola y un tridente que exhala candela por la boca. Satanás es algo o alguien que llevamos dentro o tenemos muy cerca y que trata de torcer nuestra voluntad y sacarnos del camino que Dios nos sugiere
Narra el evangelista Lucas que Satanás tentó tres veces a Jesús en el desierto diciéndole:
1) Si eres hijo de Dios haz que estas piedras se conviertan en pan
2) Te daré todo el poder sobre esta tierra si me adoras
3) Lo llevó a lo alto del templo: y le dijo si eres hijo de Dios lánzate de aquí porque está escrito que tus ángeles te salvarán
Lucas simboliza bien las tres tentaciones:

La primera representa las necesidades vitales del hombre simbolizadas en el pan. Las necesidades vitales son fundamentales pero no son más importantes que Dios. Por eso Jesús responde a esta primera tentación: "no solo de pan vive el hombre"

La segunda tentación representa las ansias de grandeza, de estatus, de poder: Yo te daré el poder de todos esos reinos si postrado ante mí me adoras. Cuidado con querer prevalecer sobre los demás. El delirio de grandeza nos termina destruyendo y por eso Jesús le responde al tentador: “solo adoraras al Señor tu Dios”.  

La tercera tentación representa la tendencia del hombre a querer controlar todo. Por eso Jesús le contesta “no tentarás al Señor tu Dios”. Hay que vivir con confianza en Dios, controlamos lo que podamos y lo que no podamos controlar pues tener en confianza en Dios.

Jesús fue tentado como cualquiera de nosotros y podría haber aceptado y seguir un ministerio conforme a la voluntad del mundo y no a la voluntad del Padre.

Como venció Jesús sus tentaciones:
1. Orar, comunicación continua con el padre Dios, dejar que el Espíritu Santo te guié. 
2 Leer la Palabra porque en ella está la verdad de salvación que es la que te va a hacer creer en Dios.
3 Adorar solo al padre Dios.
Cuando uno deja que sea el poder de Dios el que lo conduce, las tentaciones se convierten en oportunidades para crecer en la fe. Las tentaciones son una oportunidad para aumentar tu fe.  
 
Adaptado de Linero 17-feb-13 Caracol TV.