Compartir lo bueno...

Quiero compartir con todos los lectores, estas pastillitas, que mi hermano mayor me regala casi todas las mañanas. Reúnen las cualidades de ser profundas pero sencillas , de rápida lectura y de acción prolongada en sus beneficios , gracias Germán .

miércoles, 14 de noviembre de 2012

Vida coherente

Muchas veces decimos creer una cosa y vivimos otra. Insistimos mucho en el testimonio de Jesús de Nazaret que es perdón, misericordia, bondad, solidaridad pero nuestra manera de vivir es distinta. Muchos que decimos vivir la vida de Jesús de Nazaret vivimos una vida contraria a la que Él vivió. Tiene que haber coherencia entre vida y doctrina, no puedo decir soy cristiano pero odio, mato, no perdono, no soy solidario.
Paulo insiste en que tu manera de creer determina tu manera de vivir. Creer en el Señor nos define una manera de vivir precisa:  1) Una vida sobria: vivimos con lo que es esencial, con lo que es fundamental, rechazamos lo suntuario, 2) Una vida honrada, honrado es aquel que merece la honra, el que merece ser respetado por la forma como actúa 3) Una vida religiosa, una vida que está en unión permanente con Jesús.
Haz el esfuerzo de mostrar en tus actividades diarias como padre, como hijo, como esposo, como trabajador que eres un creyente, que sigues el ejemplo de Jesús

Linero 131112