Compartir lo bueno...

Quiero compartir con todos los lectores, estas pastillitas, que mi hermano mayor me regala casi todas las mañanas. Reúnen las cualidades de ser profundas pero sencillas , de rápida lectura y de acción prolongada en sus beneficios , gracias Germán .

sábado, 11 de enero de 2014

FRATERNIDAD CAMINO DE PAZ

No era lógico, ni probable que Mandela saliera de su larga y dura cárcel a perdonar y abrazar a sus carceleros. Pero el milagro ocurrió y llegado al poder no impuso el “apartheid” a la inversa para que los blancos pagaran sus agravios y atropellos acumulados; los lobos que se mataban entre sí se volvieron hermanos con la guía espiritual del Hermano Mayor que con ejemplo, visión y coraje transformó la historia de un país cargado de razones para seguir odiándose.

El papa Francisco en su mensaje del 1º de enero para la Jornada Mundial de la Paz nos dice que sin fraternidad no es posible la paz.

¿Qué razones tenemos para no ser corruptos y no apropiarnos desde el poder de miles de millones de dólares ajenos? ¿Por qué no matar si con ello elimino el único obstáculo entre mi deseo de zapatos de marca y el dueño que los lleva puestos? Con tan bajo índice de fraternidad es lógico que haya 25.000 asesinatos en el año, escasa productividad, pobreza estructural y corrupción desbocada. Simplemente no hay razones para que no sea así. La razón para superarlo es la fraternidad que afirma la vida digna de los otros en “nosotros”. Como dice el papa en su mencionado mensaje: “La fraternidad tiene necesidad de ser descubierta, amada, experimentada, anunciada y testimoniada. Pero sólo el amor dado por Dios nos permite acoger y vivir plenamente la fraternidad”.

Lo atestiguan creyentes y agnósticos que reciben la misteriosa llamada interior a ser don gratuito para los demás y descubren que dar la vida por el otro no es perderla sino ganarla.

Adaptado de Luis Ugalde. Fraternidad camino de paz. El Nacional 9 de enero de 2014