Compartir lo bueno...

Quiero compartir con todos los lectores, estas pastillitas, que mi hermano mayor me regala casi todas las mañanas. Reúnen las cualidades de ser profundas pero sencillas , de rápida lectura y de acción prolongada en sus beneficios , gracias Germán .

viernes, 20 de diciembre de 2013

VIVIR SIRVIENDO


"Si no vives para servir, no sirves para vivir" fue una de las premisas que generó mayor impacto en mi educación. Solo servir da propósito a la vida. 

Sin embargo, hay quienes solo observan las bondades de la vida y quienes solo detectan sus carencias. Los primeros ignoran las crudas realidades, las gigantescas brechas que hay que cerrar y los cambios que deben hacerse para cambiar la calidad de vida de la comunidad en que vivimos; mientras que los segundos eluden las maravillas y bendiciones que se les otorgan y pierden la oportunidad de disfrutarlas; se quejan de la gente, lamentan cada paso, y piensan siempre en negativo; aunque vivan en la mayor bonanza, siempre están inmersos en el malestar.

Para servir, es necesario tener lo mejor de ambos mundos. La criticidad de quien cree que se merece todo lo que tiene, y la bondad de quien es capaz de descubrir el toque divino en el escenario más cruento y desafiante.

"Vivir para servir" exige comprender que enfrentar cada necesidad es una oportunidad extraordinaria para sembrar el amor.



Adaptado de: Vivir Sirviendo, Argenis Angulo |  El Universal  17-Dic-2013