Compartir lo bueno...

Quiero compartir con todos los lectores, estas pastillitas, que mi hermano mayor me regala casi todas las mañanas. Reúnen las cualidades de ser profundas pero sencillas , de rápida lectura y de acción prolongada en sus beneficios , gracias Germán .

miércoles, 11 de diciembre de 2013

CURAR LAS HERIDAS

Yo veo claramente que es lo que más necesita la Iglesia Hoy: la capacidad de curar las heridas y curar los corazones de los fieles, la cercanía y la proximidad. Yo veo la Iglesia como un hospital de campo después de una batalla. ¡Es inútil preguntarle si tiene alto el colesterol o el azúcar! Hay que curar las heridas. Después podremos hablar de los demás. Curar las heridas, curar las heridas…. Y hay que comenzar desde abajo.


Papa Francisco