Compartir lo bueno...

Quiero compartir con todos los lectores, estas pastillitas, que mi hermano mayor me regala casi todas las mañanas. Reúnen las cualidades de ser profundas pero sencillas , de rápida lectura y de acción prolongada en sus beneficios , gracias Germán .

jueves, 12 de diciembre de 2013

DÉJAME DESCANSAR EN TÍ

En aquel tiempo dijo Jesús: «Vengan a mí todos los que están fatigados y agobiados, y yo les daré alivio. Tomen mi yugo sobre ustedes y aprendan de mí, que soy manso y humilde de corazón, y encontrarán descanso, porque mi yugo es suave y

mi carga ligera». (Mt 11, 28-30)

Cuando estés agobiado, cuando no sepas a quién recurrir, cuando haya angustia y no sepas qué hacer, busca a Jesús porque solo él te da paz. Uno quisiera que en la vida no hubiese problemas y se pregunta, porque me pasó esto o aquello, si yo traté de evitarlo? Pero ese hecho, esas palabras no te dan paz, saber que tú lo intuías y que tú lo dijiste no te da paz. Por eso lo único que te queda por hacer es ir a Jesús y poner tu situación en sus manos.

Qué bueno es saber que eso que te está haciendo sufrir lo puedes poner en sus manos. Señor, me he batido como un león en batalla pero no puedo resolver este problema, he dado lo mejor de mi persona, he hecho mi máximo esfuerzo pero no puedo, ahora quiero confiarme en tus manos como me dices en tu palabra. Toma el peso de mis errores y déjame descansar en ti para poder seguir adelante con la seguridad de saber que puedo vencer.


Linero. Día a Día. Caracol TV. 11-dic-13