Compartir lo bueno...

Quiero compartir con todos los lectores, estas pastillitas, que mi hermano mayor me regala casi todas las mañanas. Reúnen las cualidades de ser profundas pero sencillas , de rápida lectura y de acción prolongada en sus beneficios , gracias Germán .

miércoles, 25 de septiembre de 2013

PERMANECER UNIDOS AL TRONCO

El Señor dice yo soy el tronco y ustedes las ramas, permaneced en mí. Así como una rama no tiene sentido sin su tronco nosotros no tenemos sentido si no estamos unidos a Dios. Sin Él la rutina se apodera de todo y la vida deja de tener sentido. Así como la rama permanece unida al tronco para recibir su savia y tener vida, así nosotros debemos permanecer unidos al  Señor. Y como hacerlo? A través de cinco cosas: 1) orar que es sentirse amado por Él, orar que es amarlo y oírlo, hablarle. Permanezco unido al Señor cuando mi vida se convierte en un dialogar continuo con Él. 2) a través de la vida sacramental, celebrando los sacramentos: vivir el bautismo en nuestro comportamiento, reconocer nuestro pecado en la reconciliación, celebrar nuestra adultez en la fe en la confirmación y recurriendo con frecuencia a la comunión 3) Leer la palabra de Dios, estudiarla, entenderla sabiendo que el Señor tiene una verdad de salvación para nosotros 4)  Tener lecturas que me muestren enseñanzas de fe y compartirlas con los demás, hablar con otros de sus maravillas, y 5) dar testimonio, esforzarme en mostrar con mi vida que oro, que celebro, que comparto, que lucho contra el pecado para que no se rompa mi relación con Él, pues solo unido a Él estoy realizado.

Adaptado de Linero, Día a Día. Caracol TV. 23-sep-2013

Blog Pastillitas