Compartir lo bueno...

Quiero compartir con todos los lectores, estas pastillitas, que mi hermano mayor me regala casi todas las mañanas. Reúnen las cualidades de ser profundas pero sencillas , de rápida lectura y de acción prolongada en sus beneficios , gracias Germán .

sábado, 14 de septiembre de 2013

LOS HIJOS SON COMO LOS BARCOS

Al mirar un navío en el puerto, imaginamos que está en su lugar más seguro, protegido por una fuerte ancla.

Sin embargo, sabemos que está allí preparándose, abasteciéndose y alistándose para ser lanzado al mar, cumpliendo con el destino para el cual fue creado, yendo al encuentro de sus propias aventuras y riesgos.

Dependiendo de lo que la fuerza de la naturaleza le reserve, tendrá que desviar la ruta, trazar otros caminos y buscar otros puertos.

Pero retornará fortalecido por el conocimiento adquirido, enriquecido por las diferentes culturas recorridas. Y habrá mucha gente esperando feliz en el puerto.

Así son los HIJOS. Tienen a sus PADRES, o sea el puerto seguro, hasta que se tornan independientes.

Por más seguridad, protección y manutención que puedan sentir junto sus padres, los hijos nacieron para surcar los mares de la vida, correr sus propios riesgos y vivir sus propias aventuras.

Pero lo más importante estará en el interior de cada uno de ellos: los valores que hayas sembrado en su corazón, los ejemplos que hayan recibido, los conocimientos obtenidos en el colegio,

http://www.renuevodeplenitud.com/power-point-los-hijos-son-como-los-barcos.html

Blog Pastillitas